email:  parapente.extremadura@extremadura.es
Home
Histor-Parapent
Diseño-Parapente
La Practica

 

La práctica del Parapente
 

Practicar este deporte es la forma más sencilla y económica de volar. 

 

CÓMO EMPEZAR:

 

Para iniciarse en esta práctica lo primero que hay que hacer es inscribirse en un curso en una Escuela de Parapente con monitores debidamente titulados, donde cuentan con la experiencia y materiales apropiados. (Abstenerse los autodidactas, suele ser perjudicial).

 

También hay la posibilidad de volar junto con un instructor o monitor titulada en un parapente tandem, para poder probar las sensaciones que se experimentan.

 

El curso suele durar varios fines de semana durante los cuales se adquieren los conocimientos teóricos y prácticos suficientes como para comenzar a dar nuestros primeros vuelos solos. 

 

Durante el curso se reciben nociones tanto específicas del parapente (despegue, aterrizaje, plan de vuelo, maniobras básicas, etc), como conocimientos metereológicos los cuales son primordiales, pues saber elegir cuándo y dónde despegar es sumamente importante, así como saber discernir cuando el día o la zona no es el/la más apropiado para desplegar nuestras alas.

 

Una vez terminado el curso estamos en condiciones de si, como estoy seguro, la experiencia ha sido tan satisfactoria como adictiva, para la compra de nuestro primer equipo de vuelo propio y hacernos socios de uno de los muchos clubes que existen, para continuar con nuestro aprendizaje y seguir practicando.

 

EL EQUIPO BÁSICO:

 

El equipo básico recomendado consta de parapente, arnés o silla, casco, emisora y paracaídas de emergencia.

 

El parapente o vela: Existen varios tipos de velas, clasificadas según su homologación y destinadas a los distintos tipos de pilotos, o más bien a su nivel de experiencia y expectativas. Recién terminado el curso hay que elegir una vela con clasificación 1 ó 1-2, es decir un parapente que según sus características y reacciones son adecuadas a pilotos recién salidos de la escuela o que quieran velas más seguras y tranquilas.

 

El arnés o silla:  Actualmente hay gran variedad de sillas donde elegir, todas con niveles altos de seguridad pasiva para posibles percances, que van desde las protecciones laterales y posteriores con materiales apropiados de alta densidad, junto con láminas antipunzantes, como sillas provistas de sistema air-bag que amortiguan considerablemente el posible golpe.

 

Emisora de 2 m:  Un walkie-talkie es imprescindible para estar siempre comunicado con los instructores o compañeros, para poder recibir recomendaciones y consejos. Nunca volar solos.

 

Paracaídas de emergencia:  Aunque se trata de un deporte muy seguro éste es un elemento también imprescindible para utilizarlo ante algún percance grave con la vela o ante una configuración de éste de la que no sepamos sacarla.

 

Estos son los elementos básicos para comenzar nuestra carrera de ícaros, más adelante se puede ir completando nuestro equipo con otro tipo de instrumentos específicos como con el altivario (nos da la altura a la que estamos y la velocidad vertical) o un GPS (posicionamiento, dirección, velocidad, trayectorias, etc...). 

 

EN QUÉ CONSISTE EL VUELO LIBRE?:

 

La práctica del parapente está basada en el vuelo libre es decir sin propulsión auxiliar. Para estar durante el mayor tiempo posible en vuelo los practicantes del vuelo libre (parapente, ala delta, veleros, etc...) se valen de distintas técnicas:

Existen varias maneras de obtener ganancia de altura, estas son, térmica, restitución, dinámico o ladera, onda de montaña y convergencia de brisas. Todas ellas tienen sus peculiaridades propias, incluso algunas nubes de convección como los cúmulos pueden proporcionar ascendencias, así como las nubes lenticulares están asociadas a grandes ascendencias producidas por la orografía del terreno.

La restitución se produce al atardecer, cuando las grandes masas de agua o arboledas restituyen a la atmósfera el calor latente almacenado durante el día, proporcionando ascendencias suaves pero de enormes dimensiones. El vuelo dinámico se realiza desplazándose sobre un obstáculo frente al viento, pues este al subirlo proporciona una masa de aire ascendente. La onda de montaña está producida por vientos a velocidad elevada que al ascender y descender por accidentes orográficos y debido a la elasticidad del aire, producen enormes ascendencias y descendencias, así como zonas muy turbulentas; puede amplificarse si las cadenas montañosas son varias y se produce un fenómeno llamado resonancia. La convergencia de brisas de distinta orientación producen una zona ascendente alargada y generalmente coronada por nubes de convección. Esta convergencia puede ser desplazada por el viento meteorológico existente en capas más altas de la atmósfera y son auténticas autopistas del vuelo libre. Se han llegado a sobrepasar distancias de 400 kilómetros en línea recta debido a este fenómeno.

Las ascendencias producidas por una nube de tormenta son tan grandes que desbordan al piloto y constituyen un peligro potencial para una aeronave lenta como es el parapente, tanto por la enorme altitud a la que llegan a subir como por las turbulencias existentes en su seno. El rango máximo y mínimo de velocidades para un modelo de parapente intermedio es: Velocidad màxima: 50 kilómetros hora. Velocidad mínima: 24 kilómetros hora, para un parapente de competición la velocidad máxima puede superar los 60 kilómetros hora con una relación de planeo casi de 10:1, es decir, que por cada diez metros que avanza desciende naturalmente uno.

 

 

 

 

Home | Histor-Parapent | Diseño-Parapente | La Practica

This site was last updated 07/02/08